Estepona

Con 23 kilómetros de litoral se adentran hacia el interior abarcando un fértil valle surcado por pequeños arroyos y una zona montañosa dominada por la Sierra Bermeja, el Pico de los Reales, el Pinsapo. La vegetación terrestre está compuesta por bosque mediterráneo y monte bajo. La especie endémica del pinsapo se puede encontrar en el Paraje Natural Los Reales de Sierra Bermeja.

El casco antiguo donde antes había las ferias, está dominado por el Orchidario el más famoso de Europa con sus jardines de vegetación tropical.

A pesar del intenso proceso urbanizador ocurrido en la ciudad en las últimas décadas del siglo XX y los primeros años del siglo XXI, el casco antiguo de Estepona conserva relativamente bien la esencia del pueblo típico andaluz, siendo uno de los pocos ejemplos que se mantienen en toda la Costa del Sol.

El arte está muy presente en Estepona, casi todas sus calles recientemente remodeladas lucen un aspecto peatonal o restringido al tráfico, adornadas con maceteros en cada calle de un color diferente y rosetones y dibujos en piedra en el suelo de las vías, también está decorado con grandes murales que ocupan las fachadas de los edificios de la ciudad y existen ya 19 de estos murales.

En pleno casco antiguo rodeado de calles recién remodeladas llenas de macetas de colores se encuentran los restos del Castillo de San Luis y pasear alrededor de ellos. Se puede probar también la comisa tipica

Tan un lugar de Historia y de Arte, que de turismo verde y de Sol y playa, Estepona es el lugar perfecto situado cerca de dos aeropuertos y a 30 kilómetros de África.

La estación balnearia de Estepona es una ciudad dinámica con el clima mediterráneo perfecto para disfrutarse en la playa de la Rada, la playa del Criso, del Padrón… o andar en el paseo marítimo ajardinado, hasta el puerto deportivo.

En el camino se puede encontrar a 7 torres almenaras que los cristianos antiguamente, pusieron en funcionamiento un sistema defensivo basado en una serie de torres desde las cuales se hacían señales de humo durante el día y luminosas durante la noche, con el fin de avisar rápidamente en caso de desembarco enemigo.

Propiedades